La habitación de Sandra

habitación juvenil amplia

Este proyecto se enmarca dentro de uno mayor, donde se realizó el amueblamiento de varias habitaciones, que iremos subiendo a la web poco a poco.

Sandra es una chica de 13 años, amante de la naturaleza (adora a los animales) y, por supuesto, le encanta jugar en su habitación!!

Es por esto que necesitaba un lugar donde poder estudiar, jugar y dormir y, dadas las dimensiones de su cuarto, esto era posible! Tan sólo hacía falta dar con el toque que a ella (y a sus padres) le gustara.

Sandra armarioElegimos una combinación de colores acorde con sus gustos y apostamos por un amueblamiento “perimetral” dejando gran espacio en el centro de la habitación donde pudiera jugar y reunirse con sus amigas.

Como se aprecia y hemos mencionado, el color predominante en la habitación y en los muebles es el morado, violeta. Son colores que aportan calma y paz y que van acordes a la personalidad de Sandra en cuanto a su interés por el mundo natural que le rodea y que conectan también con sus impulsos artísticos (que los tiene) y su sensibilidad.

En la primera imagen apreciamos la zona de dormitorio. Decidimos crear algo sencillo donde todo estuviese armonizado, recogido y sin necesidad de cargarlo de muebles. Se aprecia una cama nido con la tapa de la cama de arrastre en color morado que contrasta muy bien con el blanco del armazón del resto de la cama. Se optó para el cabecero por un arcón de tapa abatible de color morado y cuerpo en blanco. Para que todo tuviese armonía pero sin repetirnos en los colores, pues como veremos en la siguiente imagen el armario va enfrente y también decorado en esos tonos,  a modo de protección de la pared se colocó un friso corrido de un tono algo más oscuro que contrasta muy bien y se complementa con la pared. Como mesilla, algo sencillo pero con diseño. Para terminar, un par de estantes sobre el arcón cabecero, en el mismo tono que el friso, terminan de rematar este conjunto. Un detalle en forma de arca en plata y morado aportado por los propietarios termina de crear un precioso espacio de sueño.

Para la zona del armario se optó, como en el resto de la habitación, por no recargar demasiado. La estancia es muy grande y siempre puedes caer en el error de querer llenarla…”horror vacui”… Seguimos jugando con los mismos colores, blanco para las estructuras y una combinación de morados para los frentes. En este caso se optó por un sencillo, pero espacioso, armario de dos puertas correderas las cuales se decoraron en los tonos anteriormente citados pero sin recargarlo demasiado de color pues, a su lado, se colocó un sifonier con 8 cajones, de gran capacidad, y con todos ellos en color. Si hubiésemos optado por poner más color al armario, este rincón hubiese sido demasiado “pesado” visualmente y es algo que no nos interesaba para crear esa sensación de orden y calma.

Sandra estudio

Y este es el rincón de estudio. Una zona importante en cualquier habitación juvenil y a la que no se suele conceder mucha importancia. Sin embargo, en pamplonamueblejuvenil.es entendemos que una buena zona de estudio marca la diferencia, pues está estudiado, entre un estudiante y otro. Siguiendo el criterio empleado en el resto de la habitación, se creo este rincón con todo el amueblamiento necesario para lograr un lugar que fuese apetecible para estudiar.

Para su colocación, primero tuvimos en cuenta la situación de la ventana y de como la luz incide en ella. Por ello aprovechamos que la luz entra por la izquierda para colocar ahí la mesa y aprovechar al máximo la luz natural.

La tabla de la mesa hace rincón con lo cual se aprovecha mucho más el espacio. Es de color blanco para evitar distracciones y dar sensación de limpieza. Como bajos, dos muebles de puertas moradas en cada esquina y una cajonera imprescindible para la organización del material escolar.

Rematamos el conjunto con una estupenda estantería para colocar libros, trofeos, etc… Toda en blanco no causa sensación de pesadez y aporta equilibrio al conjunto de estudio y de la habitación. Se colocaron dos baldas para colocar pequeños objetos jugando con la altura de estas y colocándolas a distintos niveles lo que rompe un poco el esquema tan rectilíneo de la zona y aporta ese toque divertido.

En definitiva, una habitación completa, bien distribuida y con una amplia zona central para poder jugar o reunirse con amigas.