Futbolero

Una habitación para un enamorado del fútbol y, en este caso, del Fútbol Club Barcelona, este era el encargo que aquí se nos presentaba.

Resolver correctamente esta habitación fue un reto que aceptamos gustosos. La habitación era complicada. En la pared de la derecha teníamos dos pilares, uno en la zona de la ventana y otro prácticamente en el centro de la pared.

Véase el plano de la misma:

Ante esta situación decidimos “adelantar” todo el amueblamiento al frente del pilar ya que, como se observa en el plano, la distancia entre pilares no nos permitía colocar nada. De esta manera conseguimos dos cosas, salvar la distancia entre pilares y no tener que hacer piezas especiales lo cual hubiese incrementado el precio de la habitación.

Comenzamos colocando un completo armario de rincón, un zapatero, cajones, y baldas. A continuación, una cama nido apoyada sobre un cabecero al que le dimos el fondo de los pilares para, por un lado poder poner un panel con el escudo y una foto del estadio del Barça con iluminación incorporada (una de las dos opciones que ofrece este fabricante hasta la fecha, la otra es con temática del Real Madrid) y poder utilizar ese hueco entre pilares a modo de repisa para poner los objetos decorativos que el muchacho quisiera además de poder colocar una lámpara de noche. La cama nido incorpora tres cajones y motivos del Barça así como su escudo.

En la cabecera de la cama teníamos un radiador. Para solucionar este inconveniente colocamos una tabla a modo de cabecero y dejando espacio suficiente para poder acceder al radiador y no pegar la tabla contra él. Así mismo aprovechamos esta tabla para poder usarla como soporte para la mesa en rincón que arranca desde este cabecero y gira uniendo la zona de dormir con la zona de estudio creando un conjunto uniforme para la habitación. La mesa de estudio es una gran mesa que se completa con una cajonera y una buena estantería. El lugar de esta se pensó para que la entrada a la habitación fuese abierta, sin impedimentos, ya que las estanterías tienen poco fondo.

El último toque se lo da los tonos elegidos. La madera clara y el color chocolate combinan a la perfección y no recargan visualmente la habitación dejándola en una bonita armonía de color.

Muy contentos con el resultado de una habitación que, en principio, parecía más complicada de lo que era. Añadido aparte el uso de motivos deportivos que pueden pasar de moda pero que, son tan sutiles que encajan muy bien con la decoración y el gusto de los propietarios.

6